¿Creativ@ yo? Por supuesto.

¿Nace o se hace?

No quería ser diseñadora gráfica cuando era pequeña, esa es la verdad.

Jugaba a ser farmacéutica, me grababa en una cinta de casete de las de antes y escribía mis guiones imaginándome ser una locutora de radio… Pero, nunca soñé con ser diseñadora gráfica.

En este nuevo artículo de “Diseñando…” quiero reflexionar sobre  ser creativo.

¿Uno nace o se hace?

He estado leyendo sobre el tema y he llegado a una entrevista magnífica que hizo Eduard Punset a Ken Robinson (experto en desarrollo de la creatividad) en su programa Redes hace ya unos años y creo que da en el clavo en sus declaraciones, o por lo menos para mí son bastante acertadas y las comparto. 

“La Creatividad se aprende igual que se aprende a leer”, Ken Robinson.

En mi opinión nadie nace predispuesto para algo definido, la dirección que tomes y como llegues a ello depende de la entrega que ofrezcas para conseguirlo. Como en la entrevista dicen, la pasión es el punto más importante para alcanzar cada uno lo que quiera conseguir. Es decir, todos tenemos un campo en el que desarrollar nuestro creativo interior, la creatividad está en cómo lleguemos a los objetivos, de forma más analítica o dándole unas soluciones e ideas innovadoras.

El cerebro, ese magnífico elemento de nuestro cuerpo que nos da tantas capacidades está ahí para que le aprovechemos y hay que tener en cuenta que básicamente es un músculo y como todo músculo para que no se atrofie, para que dé más de sí, para potenciarlo… hay que entrenarlo. Es muy importante entrenar nuestras capacidades y de las horas que dediquemos, la cantidad y calidad del entrenamiento vamos a conseguir mejores o peores resultados. Ese el punto clave, buscar cuál es el campo en el que te sientes cómodo, el que te gusta o que te atrae y enfoca tu creatividad en conseguir los resultados deseados, la pasión ya se encargará de realizar el resto. Algo que te emociona es muy fácil de dedicar tiempo, de practicar, como te decía, de entrenar.

Me he planteado muchas veces porqué he llegado a esta profesión y tras varios cambios de vía llegué al mundo del diseño gráfico porque me gustaba más, me llamaba más la atención todas las cosas que podía hacer, darle otra visión o plantear diferentes opciones. La magia de la creatividad se abría ante mis ojos y mi cerebro, mi músculo, se emocionaba con las posibles soluciones a desarrollar.

Cada persona tiene un creativo dentro, eso está claro, no es solo creativo el que se dedica al mundo del diseño, claro que no. En la vida hay que tomar decisiones que muchas veces requieren de mucha creatividad y destreza.

Tras este artículo tengo algo muy claro, no tendría definido mi campo cuando era pequeña pero cuando jugaba a ser farmacéutica o me grababa y me escribía mis guiones con noticias propias estaba dando rienda suelta a mi “creativa interior” y, estaba entrenando y entrenando a mi cerebro hasta que descubrí mi propio campo de actuación. Cocineros que enfocan su creatividad en diseñar platos innovadores, investigadores científicos que buscan soluciones a grandes problemas poniendo todo su potencial y su conocimiento, pilotos de motos como Marc Márquez que para conseguir la mejor trayectoria tiene su creatividad enfocada en su campo, en su pasión. Todos son creativos. Cada uno donde debe serlo.

La idea que me ha traído a este artículo fue un video que vi de Marco García “Marco Creativo”, un diseñador gráfico, profesor y youtuber en el que hablaba de un juego de mesa el “Story Cubes” para entrenar la creatividad. Es un juego de dados muy sencillo en el que cada cara de esos dados tiene un icono diferente y tirándoles hay que crear una historia relacionada con los símbolos que salgan. Es una herramienta perfecta para entrenar la creatividad y por supuesto nuestro músculo principal “el cerebro”. Es un juego divertido y muy útil para cualquier edad, para los niños es un elemento donde apoyarse para que se entrenen y cojan hábitos y busquen su campo de actuación y los demás a seguir practicando y desarrollando el músculo del cerebro, no dejemos que se atrofie. Y para profesiones como la mía es un juego que te puede ayudar a salir de bloqueos o que simplemente te pueda encaminar hacia el resultado correcto, Hay que echarle pasión y ayudarse de las herramientas que tengamos a nuestro alcance y esta me parece una forma muy interesante.

Como decía al principio hay que buscar tu campo de enfoque de tu creativo interior, ¡yo le encontré!

¿Cuál es el tu campo creativo?

Si no le has encontrado te propongo un juego:

story-cubes

¡Tira los dados y a entrenar!

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar