Parkour y transformación digital.

imagen ilustra parkour

Para que todos entendamos de forma sencilla porque yo tampoco conocía el término “Parkour” lo voy a explicar con mis palabras.

Parkour es una actividad física en la que un individuo con la sola ayuda de su propio cuerpo se desplaza por su entorno adaptándose a las exigencias de este. Puede ser tan peligroso y exigente como el que lo vaya a practicar quiera proponerse. Para poder realizar esta actividad hay que estar preparados y tener equilibrio entre cuerpo y mente y de esa forma poder avanzar sin correr riesgos. Si queréis conocerlo mejor pincha aquí y accede a un video del canal StuntsAmazing.

Os hablo de esta técnica porque la escuché en una charla sobre transformación digital de Juan Merodio y comentaba la similitud entre ambos campos ya que la describía como la forma de ir del punto “A” al punto “B” de la manera más eficaz y creativa posible. En cuanto al mundo laboral el punto A sería la empresa y el B el cliente objetivo.

Me pareció una metáfora muy útil y muy bien traída para el momento en el que las empresas están afrontando el proceso de la transformación digital.

El parkour es apto para todo tipo de personas, cada una deberá trabajarlo según sus posibilidades y podrá llegar tan lejos como se quiera proponer. Para ello hay que entrenar el cuerpo para los saltos y para realizar los movimientos. Esto requiere de un proceso, de un esfuerzo y de una dedicación.

Pues ahora lo vamos a llevar al mundo laboral, modificamos la palabra parkour por transformación digital y el objetivo es el mismo, hay que conseguir adaptar la empresa a las nuevas condiciones y  medios que disponemos para poder llegar a realizar el salto hacia el cliente de la forma más correcta y que no nos lesionemos en el intento. Para ello el entrenamiento se basa en adaptar nuestra mente, nuestra organización empresarial, colocando al cliente en el punto central del salto e informarnos de las herramientas que disponemos que cada día gracias a esta nueva era digital son más abundantes.

Para llegar al punto B (el cliente) entramos en el  mundo de la imagen, de la publicidad, del diseño gráfico. Disponemos de múltiples vías de lanzamiento de información offline y online (cada día de mayor eficiencia) que se pueden dirigir al cliente, hay que plantear cual es mejor medio, preparar al equipo y elegir el momento oportuno para utilizar la trayectoria correcta y poder conseguir el salto sin lesionarnos en el intento.

¿Te has entrenado para el salto? ¿Tu empresa está preparada?

En el caso de que la respuesta sea no, es el momento de ponerse a entrenar y lanzarse a por los objetivos.

Un saludo.

Alexandra Diez González / Diseñadora gráfica “Date el pego.com”

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar