“SMART WORKING” ¡CONCILIANDO!

¡Febrero!

Como todos sabéis es el “Mes del Amor”, pues yo en un mes como este y en fecha de 14 de febrero os quiero acercar un artículo de la Asociación APD sobre el “Smart Working” que he leído hace unos días.

Párate a pensar por un momento en la rutina que llevamos… ¿Tenemos tiempo para disfrutar del amor? ¿Le dedicamos tiempo? ¿O es sólo el 14 de febrero?

representación del amor con un beso

Es importante el trabajo, es nuestro medio de vida y si te gusta lo que haces con mayor motivo pero hay muchas más cosas y hay que aprovecharlas. Ya no hablo sólo de amor de pareja hay amor en cualquier relación de amistad, con los hijos, los padres,… Por eso cuando leí el artículo pensé, celebramos el 14 de febrero, todo el mundo a comprar y a salir a cenar y después el resto del año cuesta dedicar en el día a día un rato porque el horario de trabajo no nos ayuda a conciliar nuestra vida personal.

Aquí llega el concepto del que os quería hablar, el “Smart Working” una nueva forma de trabajar. Esta fórmula se trata de una evolución del teletrabajo. Libertad en  movilidad y flexibilidad horaria, trabajo por equipos y sobretodo un factor fundamental para conseguirlo: el uso de las nuevas tecnologías. Los avances tecnológicos y la evolución que va desarrollando el mundo laboral están ayudando a que busquemos nuevos métodos de organización y gestión de nuestra vida laboral, se abren nuevos caminos, sobre todo en aquellos sectores más cercanos a la tecnología.

El objetivo es muy fácil de ver: la productividad, que el trabajador sea más eficiente adecuando sus necesidades a su labor profesional y a su situación personal consiguiendo mejores resultados laborales y un sentimiento motivador para el empleado al sentirse más libre por la disposición de una flexibilidad horaria y de ubicación.

Pero tenemos que tener algo en cuenta que para conseguir adaptar el Smart Working en nuestro trabajo hay que ejercer un esfuerzo conjunto de empresa y empleados y por supuesto hay que crear un marco regulador que consiga que estos modelos de trabajo sean sistemas óptimos y seguros.

En el artículo que os comentaba al empezar hablan de AON España, una de las empresas que ya está trabajando en este modelo y que con su campaña de publicidad #AlguienTeEsperaEnCasa, consigue mostrar este sentido que hablo de conciliación. Os dejo el video de la campaña, me parece un buen ejemplo para entender porque hay que buscar formas diferentes de trabajar, echarle un vistazo.

Y ahora desde mi experiencia.

Yo soy diseñadora gráfica y ejerzo mi profesión de forma externalizada para las empresas, desde mi domicilio, como estamos hablando “teletrabajo” y es que por una serie de circunstancias decidí embarcarme en el mundo maravilloso y emocionante del emprendimiento, de la vida laboral autónoma.

Este medio de trabajo me da una facilidad de conciliar mi vida familiar con mi profesión, tener la libertad necesaria para adecuar mis horarios a mis necesidades del día a día. Yo decido la jornada donde empiezo y busco la forma más eficiente para conseguir mis resultados. En  mi oficio desde mi humilde opinión creo que a veces es más cómodo. Las musas, la creatividad, las ideas, te tienen que pillar trabajando como bien dicen pero en otras ocasiones no puedes obligarlas a aparecer de 9 a 14 y de 16 a 19 horas, te puede pillar caminando hacia el parking, en un restaurante comiendo o en una clase de spinning. Por eso creo que estos métodos de trabajo es el camino para poder conseguir esa conciliación que todos buscamos de nuestra vida laboral como profesional y un plus muy importante a tener en cuenta es que dota tanto a empresas como a empleados de buenas ventajas que aprovechar.

Pero he de decir una cosa, no todo es oro lo que reluce y no debemos confundirnos porque el objetivo no es trabajar menos sino más eficiente y por supuesto marquemos una línea hasta donde aprovechamos nuestro tiempo, no hagamos de esta tendencia nuestra esclavitud. Y como dice el anuncio de AON, protege tus 8 horas, que no te las roben.

Y ahora volvamos al tema del amor, a San Valentín, te vuelvo a hacer una pregunta:

¿Te gustaría dedicar más tiempo a disfrutar de los que te esperan en casa? ¿O sólo lo quieres el 14 de febrero?

Adaptemos en la medida de lo posible nuestra vida laboral a nuestra vida, a los que nos esperan. No nuestra vida a la vida laboral.

Que todos los días sean 14 de febrero.

Disfrutar del trabajo.

Disfrutar del amor.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar